4/3/09

Mickey Boy Turns To Ewok


¿De qué están hechos los sueños, amigos? He aquí la segunda entrega de nuestra Guerra de la Galaxias, el lado oscuro del sueño americano, el derrumbe moral de los mitos de este lado del mundo. Como no podía ser de otra manera, el encargado de narrar las penurias de una generación es un húerfano del Imperio, que ahora ha reabierto su centro cultural para glosar el derrotero de éste, nuestro hambre: nacido y criado en las huestes del Bajo Flores, Gonzo nos regala la historia un niño obligado a crecer bajo una identidad falsa y que, alimentado por sus fantasías, logró hacerse un mundo de la nada. Con ustedes Mickey, el niño que se convirtió en ewok.

____________

Sabes, hermano, que cuando estaba en la escuela

lo creas o no

yo sólo quería ser un ewok

Fue duro entonces: nineteen sixty nine

y Spiro dropeó la bomba

sobre Saigon.

No él, ok, pero lo oías hablar y te encendías

como el napalm en la piel de esos niños

campesinos de ojos rasgados que veíamos

después del programa de variedades

Dios,

yo sólo quería ser un ewok.

¿Dónde estaba aquél día?

De rodillas frente al televisor, ¿sabes?

Esa era mi religión

Yo tenía siete

y esa noche

mamá Grenchen me llevó al teatro

a ver esa peli del lado oscuro y yo

yo sólo quise ser un ewok

¡Por qué? me preguntó el doctor

¿Qué iba a saber él?

Era armenio y venía de Frisco, one way ticket

from Yerba Buena, alto, bronceado,

como papá, me dijo: hijo, tienes algo en tu interior

debes guardar reposo. Bastardo: ¿qué ibas a saber tú?

Yo sólo quería ser un ewok

Yo

Yo era el que veía la verdad

cada vez que me asomaba a la ventana

y veía la casa de los Roberts

al otro lado de la calle

La mamá de Timmy, dándole un sable laser

a cada uno de sus niños: deberías haberlo visto

Timmy, Johnny, el pequeño Aaron

Todos vestidos como la god damn república y yo

Yo sólo quería ser un ewok

¿Tú veías eso, doc?

Seguro que no

Yo veía el fuego en la pantalla del televisor y el ácido en la sangre del país

Y tú… ¿Dónde estabas tú, maldito?

Yo sí me acuerdo: nineteen sixty nine, el pequeño Mickey –yo-, sólo en la cocina

Cortando los cojines de las sillas para poder tener sus orejas

Sus banderas

Yo

Yo sólo quería ser un ewok

Que pudiera hacer cumplir

El llamado de la especie

Un solo grito

En el medio de la selva

¿Fue un disparo, doc?

Nunca lo supiste

Tampoco el pequeño Aaron, ¿sabías?

El bastardo gimoteaba como un cabrito

Yo le dije: ¡calla de una vez! Y lo golpeé con mi palo

Oh sí

Yo sólo quería ser un ewok

Ahora en mi celda escribo, ¿sabés?

me dejaron un bolígrafo y un rollo de papel

Me dieron un número y un mono naranja

Y lo corté y lo llevo de capucha

Soy feliz

Ustedes perdieron la guerra y yo no

Yo

Yo sólo quería ser un ewok


3 %:

Pastafrola dijo...

Kafka violento,
gustó.-

Protervo dijo...

que grande Spiro, que no pagaba los impuestos.

nice.

charly.gr dijo...

está bueno suena a una traducción de algún tema folk, un Neil Young pasado por Blockbusters, o algo así

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado