21/1/07

La vida en SMS

Hace días que vengo arrastrando esta idea, que bien se puede resumir en una serie de preguntas: ¿cuáles serán las huellas que dejaremos acerca de nuestras vidas en un escenario en el que la sobreabundancia informativa y la digitalización hacen que las evidencias, los rastros de una existencia, se vuelvan más inasibles, menos perdurables, más fugaces? ¿Con qué elementos trabajarán los biógrafos del futuro y los sociólogos siempre bienintencionados? ¿Será posible una futura arqueología del cyberespacio en la que en lugar de huesos, monumentos o utensilios se utilicen los mails, los mensajes de texto y las ondas electromagnéticas que atraviesan océanos y galaxias?
El asunto me inquieta.
Pero puesto en esos términos, esta sería la parte menos interesante del asunto. Mas bien una coartada intelectual con vistosos ropajes de aventurerismo sociológico. Quizás una completa mierda. Aún así, la cosa me interesa porque se me ocurrió que bien podría describirse la vida de una persona a través de los mensajes de texto que salen o entran de su celular. Desplegar las fibras existenciales de las vidas sumergidas en el paraíso telemático.
Y eso es lo que voy a hacer estos días. Quizás no encontremos nada. En el mejor de los casos podremos comprobar si encontramos algo que valga la pena, algo que sirva de consuelo ante tanta vejación publicitaria y promotores de Movistar penetrando la intimidad de hogares y conciencias.

6 %:

d vigna dijo...

Pero a mí, los mensajes, se me borran automáticamente cuando llegan a 35... la "casillita" se me llena.
¿Cómo me vas a desfibrilar? ¿Tengo futuro o no, Chimango?

Anónimo dijo...

Jiji...eso me recuerda a una vez que quise hacer una cajita con las cosas de mi viejo amor para mandarlas a hacerse FOUTRE, y me la tuve que inventar aérea porque casi solo encontré...mails.
Ni cartas ni servilletas ni camisetas pop.
Y encima la telemàtica es francesa. Ahora mismo lloraria, Chimango, si en este pais llorar en pùblico no fuera peor que cagarse.
Saludos congelados desde el norte.

Julian dijo...

No hay que dejarse desesperar por la novedad. Muy probablemente el teléfono (uno de los inventos por excelencia de la modernidad) tuvo una recepción similar en relación a su inmediatez y su fugacidad, más acentuada aún porque directamente no había materialidad posible de donde extraer lo que se había hablado. Sobre la idea de que una casilla de SMS puede dar cuenta de la vida de una persona, creo que más aun: puede dar cuenta de toda una época. La única cagada es que para ese entonces ya vamos a haber borrado todos nuestros mensajes de sus casillas.

Julian dijo...

No hay que dejarse desesperar por la novedad. Muy probablemente el teléfono (uno de los inventos por excelencia de la modernidad) tuvo una recepción similar en relación a su inmediatez y su fugacidad, más acentuada aún porque directamente no había materialidad posible de donde extraer lo que se había hablado. Sobre la idea de que una casilla de SMS puede dar cuenta de la vida de una persona, creo que más aun: puede dar cuenta de toda una época. La única cagada es que para ese entonces ya vamos a haber borrado todos nuestros mensajes de sus casillas.

Jaramillo dijo...

Vigna: no, estás perdido. Sos un cero a la izquierda para la Historia.

Usuario anónimo: yo aquí estoy llorando. Y por las cosas que sucedieron, lloraría en medio de la Sorbonne también.

Julián: sí... la idea de una memoria universal, digitalizada, me da pánico. Es Phillip Dick. Terminator. El Fin del Mundo.

Anónimo dijo...

ahhhhhhhhhhhhh...
solo una demostracion de pánico..

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado