16/9/08

Algunas consideraciones sobre el arte y la técnica


Aquí estamos, en la Saatchi Gallery de Londres.

Este es el tiburón del multimillonario Damien Hirst.

Lo vemos siendo atravesado por la luz británica, lo vemos curioseado por un papi y una mami, lo vemos relleno de formaldeído recordando las aguas templadas de Queensland.

Hirst: "La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien que vive".

_______________________

Una modelo (¿no es Kate Moss men?) se da una vuelta medio colocada de coke por una de las salas.

Vestido rojo, aunque no exactamente, mas bien yendo en dirección al magenta; pelo recogido, tacos al tono, fuckin linda.

Ella es tan divina que quiere tirar la aceituna de su martini en el estanque y quedarse abrazada toda la noche junto a él.
_______________________

Adoro la idea de la naturaleza porque pienso en el color de verde y pienso en árboles, no como el resto de los imbéciles que piensan en una marca de cerveza.
_______________________

La ciencia, en cambio, es un garrón. Creo que me irrito tanto con ese pensamiento a causa del Word: el Word te sodomiza. Voy por la calle y digo "qué bueno esto", y espero llegar a casa para escribirlo en el Word, o continuar con "Bailarias Búlgaras", pero no puedo porque la idea de la conclusividad a la que me lleva la técnica no encaja en una personalidad como la mía.
_______________________

El fascista italiano Juan Terranova dice que está ansioso por conocer mis opiniones acerca de los hackers griegos que se pusieron a jugar al Buscaminas en la motherboard de la Máquina de Dios. Yo no albergaría esperanzas de ningún tipo: creo que nos quedan cuatro años de padecimiento, hasta que en el 2012 aparezca un Dios Maya para destruir todo con su verga de fuego.
________________________

La semana pasada fui a ver a los Melvins y estaba bastante destroy, así que me copé mal con los primeros tres temas, pero después ya estaba pensando en irme a casa o matar el tiempo pensando en cómo hacerle estallar una botella en la cara al plomo ese que miraba como "vengo-de-comerme-una-rúcula-y-ahora-estoy-acá-re-de-la-cara-viendo-una-leyenda-grunge".

¿A todo el mundo se le caen los mitos día a día como a mí? Me refiero a que uno no encuentra nada sobrenatural en las cosas que antes imaginaba. Quiero decir: a veces es mejor mantener las fantasías encerradas en la cabeza y morir pensando que las cosas son como uno se las imagina y no como verdaderamente son. Quiero decir (vamos otra vez): a veces prefiero que las cosas no tengan rostro humano.

Otras veces no. Como cuando leo esta nota que escribió Fabián Casas sobre los Melvins que habla sobre la amistad, el chauvinismo y el caño.



3 %:

paula.p. dijo...

ohh alfred!! milagrr!
2 carcajadas antes del desayuno

adiviná en qué partes?
(pista: algo con verde y algo con mallas)

SUR dijo...

"Quiero decir: a veces es mejor mantener las fantasías encerradas en la cabeza y morir pensando que las cosas son como uno se las imagina y no como verdaderamente son".
Eso mismo me pasa con usted: y si finalmente lo conozco? Y qué pasara? Seguro que no me da bola, entonces, fantaseo...

Sonia dijo...

ciencia, naturaleza, técnixa,es un problemón.
Yo creo que manejo un arado y al final resulta que es el teclado. Pobrísimo.
Hagamos una capital en medio de un monte.

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado