8/9/07

Tu corazón, mi cálida guarida

A mí mismo, in memoriam

El morocho flaquito, fibroso

que va caminando canchero

por la calle frente a mi ventana

con remera verde y peinado a gel

se toma la cara con las manos

y balbucea algo que no entiendo.

Pienso en qué se habrá olvidado,

Walter: billetera, dar un beso a mamá

pasar a buscar a su hermanita

por el jardín de infantes

(Hay otro pibe del barrio

que hace justamente eso

rollinga, pinta de buen tipo

religiosamente él y una niña

caminan de la mano)

Puede estar también puteando

contra un libro de Spinoza

que perdió en una vereda

o actuando para mí, entregando

una dádiva hermosa

la de verlo pasar por acá y entender

que en la vida silenciosa del pueblo

en la lengua seca de la desesperanza

yo puedo sentir el amor.

...

Esto no es un poema

los poemas los escriben los poetas

y los únicos poetas que conozco

son todos albañiles

que se fijan un plazo y al tiempo

levantan una casa donde duermen

una madre con su hijita

y se hierven estofados con aroma a laurel

y la radio suena tarde y noche

con canciones de la infancia

como aquella de “vengo del oro

la plata y el uranio”

que mamá cantaba con una sonrisa inmensa

mientras Yolanda planchaba la ropa

y hablaba de las hazañas

de su hijo boxeador.

¿Para qué me pongo a hablar de esto?

¿no ves que no soy poeta?

pero tengo el alma llena de llanto

y mis manos vadean la forma

de hacerte llegar a mi ternura

la chance violenta de que mañana

terminemos entendiendo todo

y que se trate únicamente de saborear el río

de conversar sin prisa y trabajar por nada

de poner empeño y transformar

tu corazón en mi cálida guarida.

9 %:

EmmaPeel dijo...

palmetas aplaudidoras, don jara

saludos,

Anita dijo...

Muy bonito. Me gustó mucho.

Besos!

peach dijo...

Si, si, si! esa es una búsqueda interesante. Muy bueno, por que no abandona la chispa de la caminata pícara y las ganas de seguir con lo "otro".

pd: te perdiste una buena rosca.

C.E dijo...

¡Muy bueno!

Anónimo dijo...

No te olvide de ester que te hacia la capuchita !!!

Jaramillo dijo...

La capuchita. Qué recuerdo tan heavy metal. No sé cómo se me pudo haber pasado eso.

¡Gracias a todos por comentar! ¡Igual el poema es una mierda!

peach dijo...

Anda a cagar, gil!!! Quien sos vos para decir si es bueno o malo lo que escribís.

heidi dijo...

mi mamá también cantaba esa
será cosa de madres rionegrinas...

Jaramillo dijo...

Uy Heidi, ¿vos también te acordás de eso? Mi vieja, una chacarera cipoleña. Era una canción hermosa.

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado

Blog Archive