8/11/07

El 83 fue demasiado tarde

Haber nacido en el 83 y despertarse en los 90 genera ciertos traumas retrospectivos. Por ejemplo: arrepentimiento ontológico (me arrepiento de haber tenido que ser adolescente en esa época gelatinosa que dieron en llamar "los noventa"). Pero sobre todo, lamentarse de no haber podido estar ahí. No haber tenido más edad para estar ahí.
Mi hermano me contó que una vez estaba en una fiesta y apareció Batato Barea con las tetas recién hechas, diciéndole a Alejandro Urdapilleta: "¿Te gustan?"
Ahora leo este poema. El detergente de la memoria prefiere dejar algunas cosas donde estaban.

4 %:

tibu dijo...

Comentate una, tiburón.

Anónimo dijo...

Qué blog de mierda.

Mary Poppins dijo...

Mala onda a otra parte y no estoy nada de acuerdo
Ms. mary poppins.
Ps. si dice algo asi firme tambien!

ana dijo...

Eso era la Movida argentina

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado

Blog Archive