5/4/07

Sobisch 2007


Carlos Fuentealba, docente de educación media de la localidad de Senillosa, perdió 20 litros de sangre y masa encefálida a causa de un disparo de gas lacrimógeno ejecutado a dos metros de distancia por un miembro de la fuerza especial de la policía neuquina.
Hoy el gobernador escapó del asedio de los manifestantes fuera de la Casa de Gobierno disfrazado de policía. Por una vez en diez años de gestión, Sobisch se sinceró.
Una vez más, Neuquén arde.
Y no precisamente a causa del petróleo.

1 %:

Luciano "lobobueno" García dijo...

Tengo la impresión de que el conflicto docente en NQN nunca se resolvió, sino que mas bien ha habido una suerte de progresiva dilatación de ambos bandos con negociaciones nimias. Lo curioso es que sea el gobierno del mpn el que una vez más, con su libre albedrío policial, el que genera las condiciones de radicalización de la protesta. Creo que ésta es la chance política perfecta, por el hecho, por la coyuntura nacional y provincial, para que Bigote JOS sea desterrado del escenario político de una vez por todas; ahora que no le queda otra que el escape, es el momento para socavar su absurdo(y por eso frágil) poder en la provincia.

Luciano.

PD: che Piro, los humanos adultos tienen entre 4,5 y 6 litros de sangre, me imagino que querrás haber escrito 2 en lugar de 20.

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado