13/4/09

Sobre el nuevo nuevo periodismo

Entrevista a Laura Meradi, la chica del millón de empleos. Me enteré de su libro (Alta rotación) a través del blog de los pibes del Bicente, quienes -como suelen hacer- te tiran el tip sociológico que calienta el clima al estilo agujero de ozono. En fin, se trata de un libro que ahora tiene mucha prensa y que habla sobre el empleo precarizado a través de ese dispositivo de enunciación ahora tan in llamado crónica. Más allá de las similitudes que encuentran con todo un corpus bibliográfico juzgado como mainstream (Bauman, Sennet), y del eco de esa nota a mi gusto un poco inflada que hizo hace ya un tiempo Alejandro Seselovsky sobre su "trabajo encubierto" en un call center para la Rolling Esmog, puede que la lectura del libro sea recomendable por dos o tres motivos. O sea no sólo por el tema en sí y por, digamos, haciéndonos un poco los locos, sus posibilidades teóricas, sino sobre todo para ver por qué vende tanto esa idea parapolicial del periodismo insider, a mitad de camino entre un agente de la SIDE y el trabajo social. En una de esas alguien está haciendo la vista gorda y dejan pasar de contrabando, una vez más, el tótem de "la experiencia" como llave de acceso al universo. Quiero decir: no me parece mal que se escriban libros y notas así (un idiota como yo soy seguro candidato a tentarme con proyectos calcados -sólo por trabajo, chicxs, yo estoy en las últimas también-), pero ¿por qué la seguimos flasheando con ese mito del infiltrado, como si Tom Wolfe todavía fuera ese joven rozagante y sutilmente pendenciero, y no ese viejo rico y esclerótico que vi el año pasado hablando con sombrero en el MALBA? Todo bien con meterse en el barro, la mejor, pero no vayamos pensando que uno se trae la mierda de regreso a casa. Todo esto dicho sin haber siquiera leido el libro y construido directamente desde el prejuicio pero, ¿qué importa? Cuando uno sueña a media noche y babea la almohada e imagina que mata a un negro o que tiene sexo con la madre de su amigo, ¿lo hace con prejuicio y represión? Lo que quiero decir es que a veces me gustaría leer algún libro o al menos una contratapa que diga "este libro es una gran noticia pirámide sobre la destrucción; nuestro cronista estuvo ahí y no se movió ni un segundo de la gramática formal". Dan ganas de volver al grabador y dejar que la máquina hable sola. Como decir "soy periodista, y vengo a hacerte hablar para que te hundas solo". Basta de la farsa subjetivista. Volvamos a escribir para la sección de economía.
_
_

6 %:

Truman Capote dijo...

soy periodista,
y vengo a hacerte hablar
para que te hundas solo

jaramillion dijo...

¡Truman!

¿Qué tal las cosas ahí en tu paraíso estival?

Saludos capo.

C.E dijo...

Loco, reseñate a Masottita en vez de dedicar tiempo reseñando a esta chica y pour la gallerie

carl dijo...

"esa idea parapolicial del periodismo insider"

uf,

mortal kombat.

Bruja dijo...

aikidoperiodismo!

carl dijo...

tenés que ver esto

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado