7/2/07

La Retórica alcohólica del gran Roland


"En la medida en que el entimema es un razonamiento "público", era lícito extender su uso fuera de lo judicial y es posible encontrarlo fuera de la retórica (y de la Antigüedad). Aristóteles mismo estudió el silogismo práctico o entimema que tiene como conclusión un acto de decisión; la mayor es una máxima corriente (eikos); en la menor, el agente (por ejemplo, yo mismo) comprueba que se halla en una situación cubierta por la mayor y concluye por una decisión de conducta. ¿Cómo es, entonces, que la conclusión contradice, tantas veces, a la mayor y que la acción resiste al conocimiento? Es porque, muy a menudo, de la mayor a la menor hay una desviación: la menor implica subrepticiamente una mayor. "Beber alcohol es perjudicial para el hombre, yo soy hombre, por lo tanto no debo beber" y, sin embargo, a pesar de este hermoso entimema, bebo; es porque "bajo cuerda" me refiero a otra mayor: el espumante y la bebida helada apagan la sed, refrescarse hace bien".
Roland Barthes (mitólogo salvaje, capitán de tormentas semiológicas, ordenador de signos invisibles) y una poderosa lección acerca de cómo hacer literatura de divulgación para un audiotorio de alcóholicos anónimos.

3 %:

Charlotte dijo...

Yo soy de refrescarme. Sí, señor.

Anónimo dijo...

yo soy refrescante...

Jaramillo dijo...

Pero no lo dudé ni un segundo, Charlotte querida.

Es más: podemos invitar al usuario anónimo a nuestra mesa de retórica y botellas.

La Fuerza está conmigo

Creative Commons License

Brazo Armado